vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4797006

La Mesa de Diálogo Social traslada al Gobierno del Estado una serie de medidas para continuar protegiendo el tejido empresarial y laboral de las Islas Baleares

Gobierno, sindicatos y patronales piden mantener la protección a fijos discontinuos y establecer exoneraciones para las empresas de las cuotas a la Seguridad Social

El Gobierno de las Islas Baleares y los agentes económicos y sociales han acordado un documento para plantear al Gobierno del Estado una serie consideraciones a tener en cuenta en referencia a la próxima prórroga de los ERTE que se está acabando de debatir en la mesa de diálogo social nacional.

Hoy se ha reunido la Mesa de Diálogo social para plantear un nuevo marco de protección para empresas y trabajadores para esta temporada turística, que, si bien ya ha iniciado actividad efectiva y mantendrá mejores resultados que en 2020, es cierto que seguirá viéndose afectada por las restricciones y medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia. En cuanto que no se normalice el mercado laboral y la actividad empresarial, habrá que seguir manteniendo medidas de protección, tal y como está haciendo el Gobierno del Estado con el reciente anuncio de la prórroga de los ERTE hasta finales de septiembre.

Las propuestas emanadas desde las Islas Baleares mantienen una coherencia con el que ya se ha reivindicado anteriormente respecto a las especificidades de su mercado laboral, fuertemente marcado por la estacionalidad de la actividad turística y por el peso que representa la figura del trabajador fijo discontinuo en nuestra Comunidad.

En este sentido la Mesa de Diálogo de las Islas ha planteado en el Estado los siguientes aspectos:

  • Prorrogar todas las modalidades de Expedientes de Regulación Temporal de Ocupación vigentes y la prestación extraordinaria por desocupación vinculada estos ERTE hasta el 30 de septiembre, coincidiendo así con la misma línea que ya se ha pronunciado el Gobierno del Estado. Para los integrantes de la mesa de Diálogo Social es importante que los ERTE continúen regulados como instrumento que facilite la entrada y salida de los trabajadores y trabajadoras a su actividad, evitando así el riesgo de la extinción de la relación laboral.

  • Pedir que las empresas incorporen de manera obligatoria los trabajadores fijos discontinuos (hagan llamamiento a toda la plantilla) a los ERTE. Es decir, a partir del 1 de junio las empresas efectuarán el llamamiento de su personal fijo discontinuo, tomando como referencia la fecha de llamamiento de 2019, y se solicitará su incorporación a un ERTE si no tienen actividad efectiva para incorporarse a su lugar de trabajo.

  • Se pretende así que todas las trabajadoras y trabajadores queden afectados por un ERTE con carácter preceptivo, asegurando así su protección económica. Durante el periodo de afectación por el ERTE se percibirá la prestación extraordinaria por desempleo vinculada al ERTE. Todo esto, sin perjuicio que, posteriormente, el trabajador pueda volverse a acoger a la prestación extraordinaria especial para el fijo discontinuo.

De acuerdo con lo anterior, se solicita prorrogar la prestación extraordinaria especial que el Gobierno dé a los trabajadores fijos discontinuos hasta el 30 de septiembre de 2021, de forma que quedará suspensa en tanto los fijos discontinuos estén afectados por los ERTE o incorporados efectivamente a su lugar de trabajo.

Esta prórroga permitirá a las personas trabajadoras con contrato fijo discontinuo seguir teniendo una protección incluso después de que la empresa dé por acabada su actividad en esta temporada turística, por carencia de demanda en los últimos meses del año.

De cara a contribuir al mantenimiento de las empresas y evitar descapitalizaciones indeseadas, también se solicita establecer exoneraciones en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. En estos momentos de coyuntura económica cambiante, donde la actividad prevista del sector es todavía incierta en estos próximos meses, se hace necesario que las empleas puedan disponer de mecanismos que eviten incurrir en procesos de descapitalización causados para tener que hacer frente a gastos elevadas.

En este sentido, las Islas Baleares plantean un sistema de exoneraciones que vayan acompasados con el proceso de reanudación de la actividad. Es por eso que se plantea que se incentive -vía exoneraciones mayores- la reincorporación del mayor número de personas posibles a su puesto de trabajo y, por lo tanto, que los porcentajes de exoneraciones sean más elevados para los lugares de trabajo en activo en detrimento de los que se encuentran en ERTE.

  • Finalmente, la Mesa de Diálogo social ha solicitado también medidas de protección del colectivo de autónomos, teniendo en cuenta la especial importancia de este grupo de trabajadores en el tejido productivo y social de las Islas Baleares. En relación a la prestación extraordinaria de cese de actividad para los autónomos de temporada, se solicita la flexibilización y adaptación de los requisitos a la realidad de las Islas Baleares, tanto por lo que respecta a los dedicados a la actividad turística, como aquellos que desarrollan actividades de temporada en otros periodos del año.